Consecuencias

Es importante analizar el problema de la desertificación como un proceso dinámico, en el cual las causas enumeradas en el punto anterior interactúan entre sí, generando procesos de sinergia negativa que potencian resultados catastróficos en plazos relativamente cortos.

Así, un fenómeno natural como la erosión se acelera por la forma en que el hombre trata a la tierra. El efecto de esta pérdida es irreversible porque el suelo se forma a lo largo de miles de años, mientras que el hombre lo degrada en pocas generaciones.

La erosión de un suelo de por sí pobre se traduce en disminución de la producción, por lo que los pobladores se ven obligados a ampliar sus propias fronteras productivas y, así, se origina un círculo vicioso que genera una pobreza y un deterioro ambiental cada vez más notorios. No podemos decir que los habitantes rurales ignoran este proceso de degradación, ellos son conscientes de las consecuencias, simplemente no tienen alternativas. La pobreza rural misma obliga a los campesinos a sacar lo más posible de sus tierras para dar de comer a sus familias en lo inmediato, aunque con ello estén echando a perder su subsistencia a largo plazo.

En el aspecto social, la degradación del suelo ejerce un efecto claramente negativo sobre las comunidades rurales, se inicia un círculo vicioso: a menos alimentos, menos educación, menos salud, menor expectativa de vida y, como consecuencia, la emergencia de un estado de resignación y fatalismo.

Otro efecto notorio son las migraciones, sobre todo de los jóvenes, quienes al no tener oportunidades de crecimiento socioeconómico migran hacia los centros urbanos, quedando en los pueblos los ancianos y niños. Esta pérdida de la clase trabajadora ocasiona severas pérdidas en la comunidad, tanto desde el punto de vista económico como en su estructura social, patrones familiares y culturales.

Se detallan a continuación una serie de indicadores vinculados a las consecuencias de la desertificación:

Fundación Biodiversidad IEPALA Unión Europea

Acciones gratuitas dirigidas a trabajadores activos de PYMEs y profesionales autónomos relacionados con el sector medioambiental que desarrollen su actividad en Madrid y Extremadura. "Acciones cofinanciadas por el Fondo Social Europeo en un 70% (para Objetivo 1) y un 45% (para Objetivo 3) y por la Fundación Biodiversidad, en el marco de los Programas Operativos de "Iniciativa Empresarial y Formación Continua” 2000-2006" El Fondo Social Europeo contribuye al desarrollo del empleo, impulsando la empleabilidad, el espíritu de empresa, la adaptabilidad, la igualdad de oportunidades y la inversión en recursos humanos.

Política de uso